Desde 2002

Su Guía para Viajar, Trabajar, Vivir y Estudiar en Australia

Australia

Home  Mapa del Site   Anunciar

  English
  Português
Australia Ciudades Estudiar Turismo Trabajar Hospedaje Visas Diversos
Tópicos Australia:
  Artes
  Autos
  Bancos
  Comida
  Comunicaciones
  Coste de Vida
  Desportes
  Economía
  Gobierno 
  Hábitos
  Hobbies
  História
  Leyes
  Los Aborígenes
  Los Inmigrantes
  Manera Aussie
  Patrón de Vida
  Seguridad
  Seguros
  Transportes

 

 

Link Patrocinado

Europeus
en Australia

  Chinos y Asiáticos ya habían arribado en Australia incontables veces el siglo XV, muy antes de cualquier europeo botar los pies en la Tierra Australis. Venían a bucear para recolectar pepinos del mar que eran iguaria en la época, pues parece que el pepino del australiano era mayor que de los chinos. Españoles también ya habían deambulado por el Sur de la Nueva Guinea, pero no se sabe se descendieron en tierra en lo Cape York o no, tanto que el Angosto de Torres debe el nombre al no menos intrépido navegador, Luis Vaez de Torres. En esa época la población de Australia era compuesta por cerca de medio millón de Aborígenes, unos 10 millones de Canguros, unas 5 millones de Koalas, 2 millones de culebras venenosas, la misma cantidad de lagartijas, además de zilhones de periquitos mucho barullentos.

Después del Holandés Abel Tasman haber viniendo dos veces a la tierra que llamó de Van Dieman's Land (hoy Tasmânia) y el Inglés Willian Dampier volvió para Inglaterra hablando mal de Australia (todo desierto, mujeres feas, etc..), Inglaterra perdió el interés por Australia, y por más de 70 años tanto los Aborígenes, Canguros, y culebras venenosas continuaron comiéndose alegremente. Hasta que, mucho sorrateramente, el francés Marion Dufresne (Le intrepidô) comecou a botar ojo grande en la parte Oeste de Australia. El Capitán Cook ya había clamado la parte Este, tiendo inclusive mapeado la costa y parte del interior, además de tener dato nombre a los bueyes, llamando el área de la Botany Bay de New South Wales. Sólo que la cosa paró por ahí, y Australia se quedó abandonada hasta más o menos el año de 1786 cuando alguien tuvo la idea de mandar prisioneros y obligarlos a trabajar en la marra. La Colonia, (o el inicio de ella), tenía que ser autosuficiente, no dar gastos, y ni dar trabajo para Inglaterra, o sea, va hacia allá y no jode.

El desastre estaba montado, pues nadie estaba afín de trabajar. Los Aborígenes, salieron hacia tierras más al norte, y los prisioneros sólo querían beber. La Northfolk Island volcó una especie de prisión de seguridad máxima para galera de la pereza, hasta que intercambiaron los "Mariners" por los llamados "New South Wales Corps". Una de las funciones de esos nuevos gobernantes, era a de controlar la bebida y el comercio de Ron. O sea, se trabajó tiene goró, de lo contrario bebe agua salada aún. Más una vez cambió el gobernador, y William Bligh (el malfadado Capitán del Bounty) fue colocado en el cargo e inmediatamente después botado para fuera con la llamada "Ron Rebellion" en 1808. Esa revuelta de la birita se dio porque la galera del piso de bajo creyó que la élite estaba entornando demás y dejando sólo un poquito para ellos. Con eso, pidieron el vaso del gobernador, digo, destituiram el gobernador. Lachlan Macquarie, el nuevo gobernador llevó la cosa en el látigo, y con mano dura consiguió gobernar y progresar la colonización por 21 años más adelante. Aún traían prisioneros, pero a lleva ahora era de gente con penas más leves, como ladrones de gallinas y prostitutas tarimbadas. "- Va a dar allá en Australia, los Ingleses hablaban). El hecho es que esa multitud no tenía habilidad en ninguna profesión (fuera las prostitutas) y por eso todo tardaba demasiado para ser construido, la no ser los burdeles. Las casas salían torcidas, completamente fuera de escuadra, principalmente después de un monte de botellas de Ron. 

Pero los franceses aún estaban de ojo en Australia, y por eso era imperativo para Inglaterra desbravar el continente y formar nuevas villas y ciudades el más rápido posible. La orden era de partir continente adentro y colonizar. Murió mucha gente en esa tentativa por no saber que saliendo área de la línea de la costa, todo vuelca un desierto sólo. Dos que escaparon, John Forrest y Ernest Giles son considerados héroes de la colonización, pues consiguieron ir de un lado al otro de la costa sin volcar camarón ahumado (más de 4000 Km atravesando desiertos). Una vez sabiendo de que Australia se trataba, otras expediciones fueron montadas así como mapeamentos eran hechos para la construcción de puertos en diferentes partes. Con esos puertos, vinieron las capitales de cada colonia, hasta que se hicieron ciudades. En ese medio tiempo, el precio de la Lana en el mercado internacional se quedó 41 veces más caro, y con eso una cantidad enorme de creadores Ingleses resolvió cambiarse para Australia para crear ovejas. La fantástica tecnología de punta de la época, descubrió el navío refrigerado, y eso permitió la exportación de las deliciosas ovejas para bocas goteando en todas las partes del mundo. En la seguência, mucho oro fue descubierto en vário locales de Australia, llamando la atención mundial. El hecho pasó a atraer aventureros de ojos grandes, provindos de todas las partes del mundo, no solamente europeos, pero nuevamente los asiáticos. Australia ya tenía gente, gobernantes y economía, o sea, ya estaba colonizada.

Nota: La continuación cronológica de esa página se encuentra en ese mismo tópico en la opción Inmigrantes y algunos otros hechos importantes están en la página de historia

Nota: A continuação cronológica dessa página encontra-se nesse mesmo tópico na opção Imigrantes e alguns outros fatos importantes estão na página de história

Luizón cuando llegó en Australia encontró fuerte competencia.
Google Web Portal

 

 

 

 

 | Termos de uso Privacidad | Quienes somos Anunciar | Contactos |

© Portal Oceania.com - Todos los derechos reservados - Prohibida la reproducción de textos y fotos sin autorización.