Desde 2002

Su Guía para Viajar, Trabajar, Vivir y Estudiar en Australia

Australia

Home  Mapa del Site   Anunciar

  Português
Australia Ciudades Estudiar Turismo Trabajar Hospedaje Visas Diversos
Tópicos Turismo:
  Los 10 + destinos
  Distancias Internas
  Rutas Turísticas
  Lugares Increíbles
  Alquilar Auto
  Viajar por Auto
  Viajar por Autobús
  Viajar por Tren
  Viajar por Avión
  Viajar en Tours
  La Gran Barrera
  El Outback
  Esquiar en la Nieve
  Parques Nacionales
  Parques Temáticos
  A partir de Australia
  Pistas de viaje
  Guia de Atracciones
  F.A.Q.

 

 

Link Patrocinado

Viajando Australia:
Brisbane hasta Cairns
"Quinta Semana"

Yeppon - Town of 1770 - 332 Km

Cogemos la carretera aún oscuro. Andaba con miedo de atropellar Canguros, pues esos 45 Km hasta Rockhampton es lleno de ellos. Ellos se quedan encima o en la riba de la carretera para calentarse en el asfalto tibio. El faro del coche cega ellos y muchas veces cuando están en el canto, en la última hora resuelven saltar hacia el medio de la pista. Durante ese viaje, estimamos tener visado más de 1000 canguros atropellados, y en esa carretera tenía un monte de carcasas en la pista. Pero corrió todo bien, y el único que venimos saltó hacia dentro de lo mato. De Rockhampton hasta la ciudad de 1770, fue solamente palo en la carretera, y no tenemos nada de interesante para relatar.La minúscula ciudad de 1770 además de ser muy bonita, es considerada histórica, pues el entonces Teniente James Cook paró allá para recoger agua para el navío. Cuando desembarcaron, vuelcan un monte de pavos salvajes en la arena, e intentaron cogerlos para la cena. Los pavos eran más rápidos y el Cook chingava-los de bastardos en la tentativa de agarrarlos. Por eso la punta es llamada de "Bastard Point", y la ciudad se quedó con el nombre del año que el Cook estuvo allá. Llegamos alrededor de las 10 horas de la mañana, pues salimos de Yeppon a las 4:30 de la madrugada.

Conseguimos un local bien en la riba del canal que conecta el estuario al mar con vista privilegiada y sombra. Resolvemos armar solamente el toldinho azul y botar la mesa y sillas para fuera, y enseguida hicimos una merienda. Celia fue pescar enfrente de donde estábamos, y yo resolví que no quería hacer nada, solamente quedarse quieto descansando de la carretera. Abrí una cerveza helada, me arrinconé en la silla, y me quedé apreciando la vista. El viento estaba débil, pero estaba sintiendo que aumentaba a los pocos, y se continuara así, iría a dar para hacer una buena sesión de fotos aéreas de pipa. El Caravan Park es del ayuntamiento, pero ahora esta bajo administración nueva, y están aumentando el número de webs. El lugar se quedó altamente concursado por el hecho de ser un pequeño paraíso. Muchos Australianos de Brisbane e inmediaciones quitan vacaciones allá. Las personas traen barcos, la nevera, la televisión de casa, e incluso sofás. Traen todo en un remolque, y el coche parece uno fórmula 1 de tan bajo a causa de la bagulhada dentro. Una verdadera farofada. Ellos pasan semanas alí con la familia y amigos, y tiene gente que todo el año sin falta quita vacaciones en el mismo lugar, inclusive ya reservando la misma web para el año siguiente.

Celia es claro volvió sin peces, y fuimos dar una vuelta por la playa. La parte más mojada de la arena es llena de "bolinhas" que parece arte abstracto, a causa de unos cangrejos pequeños que viven allá. Pero venimos de esa vez un fenómeno que nunca teníamos visado antes. Centenares o tal vez miles de esos pequeños cangrejos azulados, moviéndose y aglomerándose en una única masa crustácea. Parecía lo que llaman en Brasil de "Corrección de Hormigas". En la medida que nos aproximábamos en dirección al mar, la masa se hacía aún más densa, y unos subían por encima de los otros para que no entraran en el agua. Quitamos varias fotos y no parábamos de reír, pues los bichinhos andan muy gracioso.

De la playa fuimos hacer una sesión de fotos aéreas de cometa. El viento estaba una meléca, y variaba desde muy débil hasta ráfagas muy fuertes. Por poco no llevó al desastre. Intentando evitar que la pipa fuera parar dentro d'agua a causa de una ráfaga, yo di demasiada línea, pero el viento paró de pronto o sea, ella descendió encima de un árbol. Suerte que el árbol era baja y fue fácil rescatarla. Yo quería hacer fotos aéreas justo delante del Caravan Park, pues así podemos intercambiar la foto con ellos por hospedaje gratis, como ya hicimos en algunos Caravans Parks. Pero el problema es que la Península de 1770 es muy larga y tiene cerca de 150 metros de altura, lo que hace sombra de viento en el local donde estábamos. Para tal, necesitaría de un viento venido de otra dirección. Así, abortamos la sesión.

Iguanas son grandes y muy comunes en Australia, ya venimos en casi todos lugares que fuimos. Ellas crecen tal vez hasta un metro y medio, más la mayoría tiene 1 metro. En ese Caravan Park en especial tiene dos, y ellas llegan muy cerca por que ya estuvieran acostumbradas con las personas. Ellas son carnívoras y herbívoras, y así basta alguien hacer un churrasco, que ellas quieren participar ejerciendo la función de lata de basura orgánica. Nosotros habíamos dejado una sartén con restos de huevos en el suelo para enfriar. Unos vecinos hicieron señal para gente, pues estábamos de culo y dimos de cara con el bicho lamiendo los restos de comida a nuestro lado. El departamento de conservación pide para las personas que no alimentaran esos bichos, pero no tiene modo. Tiene siempre un niño que juega cosas para ella. Ya vi que jueguen hasta chocolate M & M, lo que la Iguana sabiamente rechazó. Esa Iguana ya era nuestra conocida en 1770 de viajes pasados.

Por las 6 de la tarde, fotografiamos más un espectacular por del Sol. De hecho, desde que la lluvia paró, no hay un día siquiera que la gente no vea bellos nacer y poner del Sol. Resolvemos no hacer comida, e ir a cenar fuera en un restaurante y pub cerca de la marina de donde salen los barcos para la Gran Barrera de Corales. Pedimos bife con fritas y ensalada. Hicimos inmediatamente una reserva (booking) para un paseo mañana hasta una Isla de la Gran Barrera llamada Lady Musgrave - A$ 165 por cabeza. Ya conocíamos una otra parte de la barrera allí, cuando fuimos al Fitzroy Reef y había sido fantástico. Mañana por la cuarta vez, vamos de más una parte de la Gran Barrera de Corales.

Cuidado, va a pescar un tiburón! 

Miles de mini-cangrejos

Playa en frente del Caravan Park
Punto donde el entonces Teniente Cook desembarcó por primera vez en Queensland.

EL Caravan Park de 1770

Foto de cometa -  Estuário

Vista panorámica de playa de Town of 1770

De Town of 1770 hasta La Gran Barrera de Corales

74 millas náuticas ida e vuelta

Esa era la segunda vez que iríamos hasta la Barrera de Corales a partir de la Town of 1770. En la primera fuimos en un conjunto de arrecifes llamado Fitzroy Reef y adoramos. De esa vez iriamos en una isla atol, llamada Lady Musgrave. El barco era un Catamarã bien mayor que fuimos para el Fitzroy Reef y el precio también. De cualquier manera un primo nuestro ya había ido y gustó mucho y nos recomendó esa isla.

El barco partia cedo y las 8 de la mañana ya de café tomado, la van de la compañía vino en los recoger. Entramos en la fila de embarque y recibimos la bienvenida de la tripulación. Luego que el barco partió, tuvimos un visual bonito de 1770, y el barco fue contorneando bancos de arena al largo del raso canal. Se pasa la salida de la barra y se entra en alto mar. La primera cosa que la tribulação del barco hizo fue distribuir sacos de vômito para el viaje de 1 hora y media hasta el atol. El barco es rápido y navega en torno a 20 nosotros. Con el mar y el viento contra, cinco minutos después ya tenía una gorda botando el breakfast para fuera. Enseguida otra, y después otra, y después la chiquillería toda alegremente vomitaba. Escuché muchas personas llamando un tal de "Rauuul", que hasta hoy no sé quién es, pero el sujeto ciertamente es bien conocido, pues todos lo llamaban por el nombre. Celia andaba con aquella cara de peido, de quien está prestes a vomitar, pero estaba se contiendo, o mejor, se contorcendo. Hasta que levantó de la butaca y salió como una bala para el bordillo del barco. No dio tiempo de llegar. La chuveirada salió volando por el convés hasta la popa, y alcanzó una turista extranjera en la cara. Inmediatamente la tripulación vino con toallas y un balde d'agua para la pobre víctima del huevo meneado de la Celia. De presente, dieron 10 sacos de vômito y una pila de toallas de papel para mi adorada esposa. Nunca en mi vida vi Celia correr tanto riesgo de vida. La mirada de la turista que llevó el baño era del tipo..."te cojo en la isla, puede apostar".

Yo no empalagué, principalmente porque fui la mayor parte del tiempo en pie mirando hacia el horizonte en búsqueda de una ballena asesina o un cardume de risueños delfines. Aquel día el viento estaba fuerte y las ondas eran grandes. La tripulación no paraba de intercambiar saquinhos, y creo que sólo unos 20 pasajeros no empalagaron, además del Capitán y la tripulación. Llegamos cerca de la Isla y entramos en un canal entre las corales. El balance paró, y mucha gente agradeció Dios, inclusive yo, que ya andaba con un leve dolor de cabeza debido a humo de gasóleo y al suave aroma de huevos con bacon en el convés del barco. El visual era lindo, de aquellos de sueños y de película, y todo aquello en un Parque Marino preservado. Es posible (y nosotros vamos un día) acampar en la isla por hasta 3 semanas. Para eso, débese retirar un permiso de A$ 8 por cada noche, y ser autosuficiente en agua y alimento. El barco lleva y búsqueda por el doble del precio, lo que nos hace siempre aplazar el proyecto por tiempo indeterminado. En caso de emergencia hay uno radio encima del baño de la isla, donde otrora había un hotel. El hotel fue desactivado cuando comenzó la Segunda Guerra, y la genial esposa del entonces Gobernador de Queensland, la señora Lady Musgrave, tuvo la brillante idea de botar cabras en la isla, en el caso de un barco Australiano ser hundido, los náufragos encontrarían comida en la isla. Antes aún de la guerra acabar, las cabras ya habían devorado la isla entera, y andaban con tanto hambre que si un náufrago llegara, él es que sería comido. Finalmente la rumiante Lady, resolvió botar lo cabra prá fuera, digo, las cabras para fuera de la isla.

La primera cosa que hicimos fue buscar el Capitán del barco y pedir permiso para que usemos la pipa para quitar fotos aéreas. Él no entendió la pregunta, y yo tuve que explicar nuevamente, de esa vez mostrando el equipamiento y explicando en detalles. Él no sólo dio permiso, como se quedó entusiasmado con la idea, y después de hacer las tareas que tenía que hacer vino juntarse a nosotros. El viento estaba perfecto, sin variar ni un nó. La pipa estaba chapada en el cielo como si alguien hubiera predicado ella allá. Eso era señal de fotos focadas y con óptimo enquadramento. En el esquema del barco, ellos dividen los turistas en grupos y cada cual es llevado hacia una actividad diferente incluida en el paseo y después intercambian en un verdadero swing turístico. Por ejemplo, un grupo va hacia la isla, mientras el otro va a andar en el barco de fondo de vidrio, y otro en el semi-submersível.

Un grupo estaba saliendo hacia un tour en la isla, y resolvemos ir también. La isla literalmente hede la mierda de pajarito, pues la cantidad de "Noddy Tern", una especie de gaviota pequeña negra con la parte de encima blanca, hace nidos en toda la parte. Ellas son migratorias, pero vuelven en la isla cada año para quedarse un buen tiempo literalmente cagando almidón. Después de la Guerra, esa isla dio mucha grana para Australia por ser exactamente una gran boñiga. Una empresa de la Australia exportaba "Guano" (o caca de gaviota) para servir de fertilizante en Japón. En otras palabras, los Japoneses mandaban dinero para Australia y Australia mierda para ellos. Sólo que la demanda se hizo mayor que la mierda producida, y la empresa descubrió otra isla más boñiga aún en el Pacífico, y para allá se cambió. Aún paseando en la isla, con dos dedos hilados en la nariz y sin perder la exquisita guía de vista, venimos un grande rastro de tortuga marina, y la delicia explicó que las crías casi todos mueren a causa de los tiburones inmediatamente en la riba de la playa. Ella nos apuntó algunos tiburones, de tal vez 30 centímetros de largura, pero aún grandes, esa especie llamada "Reef Shark" difícilmente ataca el hombre (solamente mujeres y niños).

En la vuelta de la Isla para el flotante donde el barco se queda arrinconado, hacía bastante calor, y resolvemos coger el material de buceo que llevamos, e ir hacia dentro d'agua (ellos suministran gratis si usted no tenga). El agua era expetacular, tibia y transparente de memoria turquesa. El fondo de corales era bonito, tal vez en otras áreas ciertamente mejor, pues allí todos los turistas tiene que quedarse en una parte limitada por boyas, y como cada día va gente allá, venimos muchas corales quebrados. A finales de la parte delimitada venimos los mejores y más coloridos. Las corales de Bowen eran más bonitos, y los del Fitzroy Reef muy más aún. Nos quedamos un buen tiempo mirando el fondo y fui juguetear con un pulpo. Él tenía más o 1 kilo menos, y yo balanceaba el dedo y él salga de la madriguera para verme. Pensé en lo agarras en la marra y lo llevas hacia la cena, pues ya cogí muchos pulpos, y sé los cocinas de forma que se queden bien blandos y deliciosos. Claro que me acordé que estábamos en un Parque Marino y el capitán del barco sería el primero a multarme.Dejé el bicho quieto a pesar de la baba que escurría de mi boca. Venimos bajo la plataforma una garoupa del tamaño de un perro pastor alemán, y que atiende por el nombre de George. Basta usted llamar el nombre George, con sardinas en la mano que él viene. George volcó mascota de la tripulación, y cuando juegan las sardinas otros peixões y peixinhos viene a participar del banquete, pero Grande Georje es más rápido y coge todo prá él. George! Desde cuando eso es nombre de Garoupa ?

Andamos también en el barco de fondo de vidrio, y en el barco semi submersível La diferencia entre uno y otro es que en lo de fondo de vidrio usted mira hacia bajo, enquando en el otro se mira hacia los lados a través de escotilhas . Algunas partes del paseo fueron muy buenas y venimos bonitas corales, pero el timoneiro y guía del paseo de pronto volcaba el barco para mostrar una tortuga minúscula mientras veíamos las corales. Acordé de Undara, pero ese sujeto era bien mejor, no bostezaba, y quería agradar. Fue disculpado. Cuando volvemos hacia plataforma el almuerzo, incluido en el precio ya estaba servido. Era en el estilo bandeijão y cada cual cogía un plato entraba en una fila y se servía. Tenía bife, camarón, gallina, ensaladas de varios tipos, arroz, pasta, legumbres, frutas y muchas cosas más, incluyendo postre. Probé un camarón, y no era del bueno, así me quedé sólo en la ensalada y en las frutas, con un café negro aguado para rematar. Ya Celia probó un poquito de cada cosa, y después vino con el veredicto: la ensalada fue electa el plato del día.

Después del almuerzo, hicimos otra sesión de fotos de pipa para acelerar la digestión y fuimos bucear de nuevo. Alrededor de las 3 horas de la tarde el barco retornó para el continente. La vuelta fue tranquilíssima, y nadie vomitó ni ensalada ni nada. El barco venía a favor del mar y del viento y casi no jugaba. Ah, ya iba olvidando.. Nos inscribimos para pescar, pues ellos te llevan en un lugar que es permitido y suministran todo el material incluyendo cebos. Pero a causa del mar fuerte, el capitán canceló a pescaría, lo que me dejó mucho "P" de la vida, pues estábamos contando con el pez para la cena. Cuando fuimos al Fitzroy Reef, en 10 minutos habíamos batido la cota de peces. Cogemos dos "Coral Trout", una especie de badejo rojo de 3 kilos cada, y fue uno de los peces más sabrosos que comemos en la vida. Llegamos a las 4:30 en lo cales y después del baño, fuimos intentar comprar un pez. Sólo hallamos pez congelado en el supermercado y paramos entonces en el único restaurante de ayer y pedimos un plato de pez que vino con... ensalada. Ya sintiendo que nací para hacer fotosíntesis, y con el fin del viaje aproximándose, resolvemos abrir la cartera un poco más y pedir una botella de vino. Como se dice en Australia:" indulge yourself", que en mi traducción quiere decir: "abuse de la tarjeta de crédito sin perdón". Mañana es día de carretera nuevamente.

La salida de la barra de 1770.

Señores y señoras, bemvindos a la bordo y no vomiten en los otros turistas por favor.

Querida, tiene un monstruo aquí!

George, el garoupo comilón

En la Isla, sin Brooke Shields

La laguna azul y las corales.

De Town of 1770 hasta Woodgate (190 km)

Salimos de 1770 como siempre, casi causando accidentes pues de la estradinha que va beirando el mar, no se consigue desgrudar el ojo del paisaje fabuloso al largo del camino. Dimos una pasada en la pequeña ciudad de Agnes Water que se queda prácticamente junto de 1770. Agnes Water es última playa si usted viene del Sur para el Norte, que tiene algún Surf. Después de allí la Barrera de Coral entra en escena y el mar vuelca casi una laguna como se ve en los relatos anteriores. De 1770 para el Sur se puede escoger salir por dos carreteras que se encuentran más adelante, una pasando por dentro de Bundaberg y otra por Mirian Valle. Escogemos esa última porque á la Bruce Highway, y a de Bundaberg es angosta con muchas curvas.

La carretera en ese tramo es muy buena, pero el tráfico se queda pesado en la medida que se va llegando cerca del gran centro urbano que es Brisbane. Uno de los locales de parada obligatoria tanto para quien sube como para quien desciende, es la ciudad de Childers, pues la carretera acaba y se entra dentro de ella por la calle principal. Childers es pequeña pero muy bonita porque la mayoría de las construcciones datan del final de 1800, y fueron restauradas perfectamente como eran antes. Toda el área alrededor es de haciendas de frutas y plantaciones de vegetales. Así la ciudad atrae una cantidad enorme de mochileiros del mundo entero para trabajar en las cosechas. Hay algunos años atrás, Childers entró en el informativo nacional e internacional por una tragedia en la ciudad, cuando un Backpacker Hostel (Albergue) cogió fuego matando la mayoría de los que allá se hospedaban. A causa de eso, todos los hospedajes antiguos de la ciudad tuvieron que volver a ver y gastar din din en alarmas, salidas de emergencia, y entrenamientos para caso de incendio.

Siempre que pasamos por Childers paramos para un café o una Meat Pie en la panadería. Esta vez no fue diferente. Resolvemos explorar un lugar cerca llamado Woodgate. Esa mini ciudad se queda a la 32 Km de Childers, en el litoral. La carretera es buena y casi no pasa coche. La vegetación es baja en ambos lados de la carretera y sin ninguna casa al largo del camino, solamente haciendas. Woodgate es constituida de una calle principal y 2 o 3 bloques de quarteirões residenciales dentro. En la riba mar, existen muchas casas para alquilar para veraneo. La playa tiene ondas muy pequeñas, porque la Fraser Island se queda inmediatamente adelante, bloqueando todo el swell. Nos quedamos en un Caravan Park a la riba-mar que por casualidad es el único en la pequeña ciudad. La localización del "web" era óptima, sin embargo mi toma de energía no llegaba en el poste, pero inmediatamente un vecino vino con una extensión en nuestro auxilio. Fuimos hasta la playa dar una vuelta. Habían dos pescadores y unas personas dentro d'agua tomando baño de mar, y resolvemos hacer el mismo. Intercambiamos de ropa en el Caravan Park y nos quedamos un tempão en el raso, sólo con la cabeza de fuera d'agua. El lugar era una tranquilidad, y el silencio casi absoluto. La única cosa que se escuchaba era el viento balanceando unas ramas de Casuarinas y el murmullo de una u otra marola quebrando en la en la arena.

El viento estaba perfecto para foto aérea de cometa, y a pesar de unas nubes llegando, aún tenía bastante sol. Resolvemos hacer una sesión de fotos aéreas, pero en esa playa no daba a causa de una pared de Casuarinas. Cogemos la van y fuimos para el final de la playa, y hallamos un lugar muy bonito e interesante, con una extensa área de arena blanca. Era la boca de un estuario, y tanto aquí como en 1770, ya no existen cocodrilos de agua salada ni mortales aguas vivas, sólo tiburones. Uf, que alivio! En la playa tenía solamente un personal que colocaba un barco en una carreta. Ellos nos saludaron e inmediatamente enseguida fueron aunque. Cuando el coche de ellos se alejó el silencio fue total, y en un rayo de 10 Km sabíamos no haber una alma viva.Toda la región a finales de la gran playa es un Parque Nacional. Botamos la pipa en el aire y quitamos muchas fotos aéreas. El día estaba una delicia, y el viento tibio tibio y perfecto para fotos. En la boca del estuario la marea baja formaba islas de arena, y la agua era bien limpia y transparente. El local es realmente espectacular y muy tranquilo, y está de la misma forma que cuando el Intrépido Cook pasó por alí en 1770.

Retornamos para el Caravan Park, pero no paramos. Al contrario, fuimos explorar un otro estuario, pues la topografía del lugar y hecha de un estuario, después una playa larga con La Villa de Woodgate, y otro estuáio. Ese también era bonito, pero ni tanto cuanto el otro. El cielo se quedó un poco nublado, pero parecía ser cosa local y sin señal de lluvias. La playa era infindável de larga y sin una alma viva. Quitamos fotos de pipa hasta que a batiría murió, y volvemos para el Caravan Park. Con gusto de fin de fiesta, la cena fue hecha con restos de comida que sobraron en el @congelador . Fue horrible, y con certeza la peor comida que tuvimos en el viaje. Era una mezcla de pez con carne, gallina, arroz, y pasta con brécol, todo junto. Llamamos el plato de "melê", y recomendamos fuertemente para nuestros enemigos. No arreglamos nada en la Van de esa vez, ya que tendríamos que desmontar todo en casa. Para variar, dormimos a las 8 de la noche sabiendo que mañana dormiíiamos en casa, y no más en nuestro pan de fôrma ôco y blanco que es la Van.

Childers - Calle principal

Woodgate - riba-mar

Actividade número 1 en Australia

Woodgate - Estuário

Woodgate - Playa larga

Rampa para barcos

Adán, Eva, y El paraíso

Último día de Viaje

De Woodgate hasta Gold Coast

Esperamos el sol raiar para salir. De Woodgate hasta Gold Coast serían cerca de 450 Km, o unas 6 horas de carretera dependiendo del tráfico. Llegaríamos antes del mediodía. En la primera parte la carretera estaba óptima y el día también. Ya estábamos en área bien conocida, y por eso la media de velocidad aumentaba, lo que nos hizo llegar en la Sunshine Coast antes de las 9 de la mañana. Como era aún pronto, resolvemos dejar la Bruce Highway y entrar para la Sunshine Coast en Noosa, y de allí ir desciendo por la riba mar hasta la ciudad de Caloundra. La Sunshine Coast es un monte de ciudades de pequeño porte prácticamente enmendadas una en la otra, perfazendo un total de 300 mil habitantes, y Caloundra está la 1 hora de Brisbane.

La primera parada fue en nuestra vieja conocida ciudad de Noosa. Noosa tiene un río que deságua en un estuario muy bonito además playeros disputadas y bastante apreciadas por surfistas, principalmente los en la semi jubilación que ni yo. El motivo es que cuando tiene onda, ellas son muy largas, pues desde la punta del Parque Nacional, pasando toda la enseada, hasta llegar en la playa, las ondas quiebran perfectas para pranchões. Cuando el mar está bueno, el point se queda bastante concursado. Pero ni sólo de Surf vive Noosa, que atrae gente de Australia toda y del exterior. La vida nocturna, bares, boates, y tiendas de firma destacan Noosa de otras ciudades de la Sunshine Coast. El Parque Nacional es bien pequeño, pero tiene excelentes caminatas beirando el mar y la floresta es muy bonita, inclusive con suerte se avista Koalas en los árboles. Llegamos a hacer una sesión de pipa, pero el viento no consiguió levantar la dicha más de 5 metros del suelo. Comemos una Pizza de merienda, y continuamos el viaje por la riba-mar.

Coolum es la próxima ciudad de Sunshine Coast, bien menor que Noosa, y con una playa abierta que de tarde en tarde también tiene buen Surf. La Perigian Beach, une esas dos ciudades. Paramos en ella para dar un vistazo en el mar, y a lo que caminemos en pequeña trilla, tuvimos una sorpresa al ver una placa anunciando " Cuidado con Culebras". Creí que fuera una broma, colocada tal vez por un surfista que quería aquella parte del mar sólo prá él, pero mirando mejor, vi que tenía una firma del ayuntamiento de Noosa. En Australia, fuera de las grandes ciudades, toda la orilla marítima tiene una área de vegetación natural preservada y cercada. El acceso es hecho por trillas en medio de esa vegetación. Yo hallé muy legal, que en vez de que maten todas las culebras, simplemente avisen que ellas están por alí. Mirando bien por donde pisábamos llegamos en la playa, que además de bonita tenía una agua bien limpia, sin embargo fría. Volvemos para la van y continuamos el paseo.

Mooloolaba y Maroochydore fueron las ciudades siguiente, y con el viento más fuerte, paramos y hicimos unos 20 minutos de fotos aéreas de pipa. Como siempre acontece, toda vez que vamos a hacer esa fotos junta un monte de curiosos, y hacen miles de preguntas, del tipo..."Es una camera allá encima?" "Como usted encuadra la foto?" "Como usted dispara la camera?". A causa de esas preguntas, un conocido nuestro, que también hace KAP estampó en la camiseta, un FAQ de preguntas y respuestas. Una señora llegó cerca y hizo esas clásicas preguntas, y después de que respondamos, ella quería que la gente enseñara todo para ella. Dimos nuestro teléfono y continuamos el paseo.

La última parada fue en Caloundra, y nos quedamos bastante impresionados como la ciudad creció. Nosotros siempre vamos para la Sunshine Coast, pero cuando vamos, o es para visitar el Beto y Eliane, o para Noosa que es la ciudad de la Sunshine Coast que gustamos más. Paramos en un mirante a la riba mar, pero no tenía viento para la pipa, y cuando íbamos a coger el coche paró una van enorme, remolcando un treco mayor aún. Del treco salió un "Blimp" que es como un Zeppelin o globo. El sujeto ía hacer fotos aéreas, y nosotros claro estábamos interesados. Conversamos y muestramos nuestro equipamente, y él hizo el mismo con lo de él. El Blimp tenía más de 3 metros de largura, y me quedé pensando si el viento aumentara, controlar un treco de aquel en el aire no debería ser fácil. Él confirmó, y dijo que por eso hacía un seguro de daños a la terceros caso pierda el control. Él era profesional, y ía hacer un trabajo para el ayuntamiento local, que sería fotografiar unas casas en la riba de un peñasco.Las casas corrían el riesgo de caer. Él había olvidado las batirías en casa, y la esposa ía recoger. Sin saco para esperar, preguntamos donde era la salida para la Bruce Highway, y ella nos dijo para seguirla, y así hicimos.

De Caloundra pasamos por el frente de Brisbane, y enseguida más una hora de coche hasta Gold Coast. Llegamos a las 3:30 de la tarde, y tuvimos una sorpresa. Todo nuestro apartamento hedía fuerte a pez podrido. Nuestra hija no estaba, y buscamos por la casa entera el origen de lo cheirão. Nada. Miramos 10 veces la nevera y nada. Miramos el congelador y el dicho estaba bien congelado, imposible de tener algo estropeado allá dentro. Cuando miré para encima, allá estaba el bruto. Un plato con pez crú completamente estropeado encima del congelador . Cuando la adorada criatura de Dios llegó, ella dijo que hace una semana que tiene sentido ese olor, pero no consiguió identificar de donde viña. Dijo que no fue ella, y como ella es bajita, no entreveía lo que estaba encima del congelador . El misterio fue solucionado cuando llamamos a nuestro hijo. Él se declaró culpable de haber atacado nuestro congelador mientras viajábamos, y por descuido olvidó el pez fuera del congelador . Estábamos de vuelta en la "home sweet home", y encima de la mesa, una pila de cuentas nos esperaba para pagar.

Playa principal de Noosa

Rio y estuário de Noosa

Coolum - Centro y Playa

Canales y residencias en Noosa

Coolum - outra pequeña playa

Caloundra Surf

De vuelta en Gold Coast.

Si usted leyó hasta aquí , muchas gracias por haber leído, y no deje de conocer Australia un día. Es un país muy bonito, interesante y lleno de sorpresas. 

The End - Fin

Volver - Semana 04

Volver al Índice del diário de viaje

Google Web Portal

 

 

 

 

 | Termos de uso Privacidad | Quienes somos Anunciar | Contactos |

© Portal Oceania.com - Todos los derechos reservados - Prohibida la reproducción de textos y fotos sin autorización.