Desde 2002

Su Guía para Viajar, Trabajar, Vivir y Estudiar en Nueva Zelanda

  Nueva Zelanda

Home  Mapa del Site   Anunciar

  English
  Português
Nueva Zelanda Ciudades Estudiar Turismo Trabajar Hospedaje Visas Diversos
Tópicos: Hospedaje
  Agencias Inmuebles
  Alquilar Inmueble
  Comprar Inmueble
  Au Pair
  Albergues
  Bed & Breakfast
  Camping/Caravan
  Farmstay
  Hoteles y Moteles
  Para Estudiantes
  Para Turistas 
  Para Inmigrantes
  Pistas Generales
  F.A.Q.

 

 

Link Patrocinado

Homestay
en Nueva
Zelanda

Quedarse en Homestay, o en una casa de familia en Nueva Zelanda, es la opción más en cuenta para estudiantes y personas que van a quedarse por periodos mayores que 2 semanas en un mismo local. Las ventajas son muchas, a comenzar por el bajo coste, que en media sale entre NZ$ 180 a la 220 por semana, e incluye desayuno y cena. Mucha gente piensa que homestay es cosa sólo para estudiantes o adolescestes, pero la realidad es que muchos adultos principalmente Europeos y Americanos, se quedan en homestay por un determinado periodo, principalmente los que trabajan en empleos temporales (seasonal), como en haciendas, estaciones de esqui, etc. Por el hecho de los dueños de la casa conozceren bien el local, todo se hace más fácil con pistas de donde comprar cosas más baratas, o incluso sobre un empleo libre en la tienda de la esquina.

Otro engaño es pensar que familias que ofrecen homestay, son sólo familias kiwis que están en muy buena condición financiera, y por eso la casa es tan grande que tiene un cuarto libre, además de que ellos adorarían tener un extranjero en casa para conocer más sobre otras culturas. En algunos casos eso puede acontecer, pero el hecho es que la cosa rueda exactamente por el opuesto. Muchas de las familias que ofrecen Homestay, andan con deudas o con la cuerda en el cuello, sea a causa de una separación, pérdida de empleo, o la mortgage de una casa atrasada, y por eso 120 dólares líquidos por semana van a hacer una gran diferencia en el presupuesto anual. También mucha gente piensa que la casa de familia es con padre, madre, hijo, hija, gato, etc. El gato con certeza debe tener, pero el número de madres solteras o separadas hoy día es muy grande, y por eso muchas de ellas colocan un cómodo para alquilar y sería como una pensión en NZ. De cualquier forma, existen muchas familias con hijos pequeños en inicio de construcción de vida, y que necesitan recurrir a ese din din de más.

Homestays son primordialmente ofrecidas por las escuelas que reciben estudiantes internacionales a través de registro propio o usando firmas que administran homestays. Básicamente una homestay ofrece un cuarto con cama (ropa de cama lavada) un escritorio y un armario pequeño. Algunas ofrecen cuarto tipo suite, con baño privativo para el huésped, ya otras el baño es colectivo. Cuanto las comidas existen 2 métodos, una que no ofrece nada, y por eso cobra más barato, y la otra donde el desayuno y la cena están incluidos en el precio, incluyendo en los fines de semana, y algunas pueden ofrecer una merienda en el almuerzo.

  Las reglas de la casa son un punto importante y deben ser respetadas para no tener problemas y ser invitado a retirarse. Es común tener esas reglas escritas en su cuarto con el quê puede, y quê no puede ser hecho. Personas que reciben visitas, deviene siempre preguntar al dueño de la casa se tiene algún problema en los recibes, así como sobre usar utensilios y cosas de la casa en beneficio propio. Es muy importante avisar se va o no venir hacia cena, para que los dueños no se esforcen inútilmente para que después tuviera que jugar fuera la comida. En Nueva Zelanda, la energía eléctrica es cara y escasa, y la agua caliente es suministrada por cilindros llamados "boilers". Esos cilindros tiene capacidad limitada en términos de litros almacenados y por eso si varias personas tomaran baño sucesivamente, va a faltar agua caliente para los últimos. Por eso Kiwis no se tardan mucho en el baño, pues no sólo podrá faltar agua caliente como también la energía eléctrica para calentar 50 o más litros de agua es bastante cara. No se asuste que se esté escrito en las reglas de la casa, el tiempo máximo de baño. A pesar de poderse usar los locales comunes de la casa, como sala de cena, cocina, patio, etc. Algunas personas pueden no gustar entrarse en el cuarto de ella sin permiso, pues finalmente, la casa es de ella, y usted sólo está alquilando un cuarto. El uso del teléfono debe ser pre combinado, para no haber decepciones, principalmente en lo que concierne a llamadas internacionales (en algunas ciudades la conexión local es gratis). Algunos solicitan la cia telefónica que bloqueen conexiones, ya otras personas piden para pagarse el valor inmediatamente después de la conexión (la cia telefónica suministra ese dato). La mayoría de las residencias posee ordenador conectado internet, pero mucha gente en Nueva Zelanda por motivos de economía, aún usa conexión con límites de download. Siendo así, tanto el uso del teléfono, como de la internet, y los horarios deben ser combinados para no haber problemas. Es esperado que el huésped de alguna forma ayude en alguna cosa en la casa, a comenzar por el arreglo del propio cuarto, lavado de la propia vajilla y utensilios que usó, así como sus ropas. Ayudar voluntariamente en pasar aspirador en la alfombra, y ayudar a mantener la casa arreglada, son cosas bastante apreciadas por los kiwis.

Homestays pueden ser contratadas al matricularse en una escuela, o entrando en contacto con la cia que presta ese servicio. Es cobrada en general una tasa igual al valor de una semana, a título de tasa de busca o " Placement Fee", y el tiempo mínimo es de dos semanas. A partir de ahí, puédese negociar directamente con los dueños para estancias más largas, y sobre reducción de pago durante vacaciones o periodos que fuera ausentarse por más de 10 días. Es posible solicitar el tipo de homestay que desea, ejemplo: sin animales domésticos, sólo gato, sin niños, sólo marido y mujer, sin moqueta o cortinas en el cuarto (que se tenga problemas alérgicos), y tipo de alimentación etc. Finalmente puede solicitar el estilo que desear, pero mientras más complicada sus reinvindicações que sean, más difícil será hallar una casa para hospedarse.

Los resultados de hospedarse en Homestay son varios, y en casi su totalidad bastante positivos. En primer lugar, se tiene un total contacto con una familia de Nueva Zelanda y su estilo de vida en el cotidiano. Ese equipaje cultural es muy interesante, pues se pasa a entender más rápidamente como piensan y actúan los Kiwis. Para quien no habla Inglés bien, puede representar un salto enorme en la calidad del Inglés hablado, entendido, y en la escritura. El aprendizaje de la lengua pasa a ser muy más rápido, pues es cómo tener un profesor de Inglés en casa para consulta inmediata. El hecho de las comidas estén incluidas, exime la persona de tener que preocuparse en comprar y hacer comida, pudiendo dedicarse más al estudio, trabajo o horas de diversión. Paseos y pistas sobre locales bonitos de conocerse son suministrados por los "hosts" así como pistas sobre centros comerciales en la ciudad donde encontrar cosas interesantes y lugares baratos.

Todos esos factores, hacen la homestay ser uno de los mejores sistemas de hospedaje barato para una única persona por periodos de medio plazo, siendo indiscutiblemente una de las más en cuenta igualando hasta a dividir alquiler y otros gastos como electricidad, y se queda en el final todo en lo ellas por ellas. Uno de los puntos negativos serían la limitada privacidad. El dinero pagado en anticipado para reserva de Homestay no es devuelto, pero se puede cambiar de que casa se tenga problemas. En esa caso, no hay necesidad de pagar la tasa de Placement Fee nuevamente.

Google Web Portal

 

 

 

 

 | Termos de uso Privacidad | Quienes somos Anunciar | Contactos |                                                      

© Portal Oceania.com - Todos los derechos reservados - Prohibida la reproducción de textos y fotos sin autorización.