www.portaloceania.com

  Home      Mapa del Site

Portal sobre Viajar y Estudiar en Nueva Zelanda

   English     Português    

Clique para ver Topico

Usted esta en tópico
Nueva Zelanda

Artes y Cultura

Bancos de NZ

Comida en NZ

Comunicaciones

Coches en NZ

Coste de Vida

Desportes en NZ

Economía de NZ

Gobierno de NZ

Hábitos Kiwi

Hobbies Kiwi

História de NZ

Leyes de NZ

Los Maoris
Los Europeos
Manera Kiwi

Patrón de Vida

Seguridad en NZ

Seguros en NZ

Transportes

 

RELACIONADO

Mapa Isla Norte
Mapa Isla Sur

Estilo Vida Australia

Convertir Monedas
 

PORTAL OCEANIA 

Novedades en PO
Recomiende PO

Quién somos
Contactos-Email

 

 

 

 

Links Patrocinados

 

 

 

Los 
Inmigrantes
en Nueva
Zelanda

Inmigrantes Europeos formaron la base de lo que Nueva Zelanda es hoy, pero hubo un periodo en que inmigrantes de otras culturas no eran bien venidos. Allá por 1980 sin embargo, vuelcan que la cantidad de habitantes que el país tenía aún era muy pequeña, batiendo poco más de 3 millones. Y encima, gran parte de las relaciones internacionales era hecha con pocos países, botando en riesgo cualquier perspectiva de crecimiento de la economía. La solución encontrada fue a de abrir las puertas para inmigrantes de otras naciones, y con eso traer gente buena para el país. Asia andaba en bastante prosperidad, y el gobierno creyó que había encontrado el público, o sea, inversores, científicos, empresarios, y personas de buena condición social. Finalmente, quien no me gustaría vivir en la bella y segura Nueva Zelanda?

El tiro salió por la culatra, porque en esta lleva de inmigrantes para NZ asiáticos, en vez de atraer la fina flor de Asia, y gente con dinero en el bolsillo, atrajo fue un monte de personas que parecían más interesadas en colocar los hijos en buenas escuelas gratis, que traer capital para Nueva Zelanda. Esa imigración favorable Asia, provocó reacciones racistas, y mostró la incompetencia del gobierno en atraer personas de patrón. Los asiáticos pasaron a ser tema de bromas, y un verdadero problema político dominó el asunto por un buen tiempo. Hasta hoy el parlamento tiene partidos que están contra cualquier tipo de inmigración. Para corregir el error, el gobierno modificó el esquema, y solamente personas comprovadamente en condiciones, podrían inmigrar. En un acuerdo especial, los habitantes de Islas del Pacífico, otrora colonias o bajo el gobierno de Nueva Zelanda, pudieron entrar y quedarse libremente en el país. Hoy un 4% de la población de Nueva Zelanda es proveniente de esas islas, y Auckland es considerada la capital Polinesia en Oceanía.

 La Política de Imigración en la NZ fue entonces modificada, y de ahora en adelante existiría básicamente dos categorías. La primera para inversores que traen recursos fianceiros, y otra para personas formadas y con experiencia en la función. Basta hacer una cuenta aproximada para saber cuanto ya invirtió en educación, y desaparece a eso su experiencia de trabajo. Usted va a ver que usted vale un bueno dinero. Para Nueva Zelanda, recibir jóvenes formados, con experiencia de trabajo, y y encima de gracia, es todo lo que ella siempre soñó, pero hay un problema; de forma ninguna, Nueva Zelanda quiere personas que podrían transformarse en un estorbo, pues se quedó vacunada en la época de la apertura para los Asiáticos, y por eso apretó el garrote de la imigración. Pasó a seleccionar mejor, dejando solamente las personas realmente capacitadas, y con oportunidades de que se coloquen fácilmente en el mercado de trabajo. Pero el gran problema, es que con la pequeña cantidad de gente que habita el país, y con una economía interna en la cual más del 80% de la población gana menos que NZ$ 25.0000 por año, la cosa traba, y no hay empleos para todos. Aún trabajos y profesiones en demanda, no garantizan que el inmigrante irá a conseguir empleo, o pueda mantener el mismo por un largo periodo de tiempo. Puede tardar una eternidad para encontrarse. Muchos inmigrantes, principalmente de países con gran población se olvidan de que Nueva Zelanda es pequeña, e inmigran sin el debido respaldo financiero para coger un buen periodo sin empleo. El resultado puede ser catastrófico y deprimente.

La barrera de la lengua, es uno de los factores más determinantes, y mismo un profesional sea ultra calificado, si no hablar muy bien el Inglés, no estará en posición de competir en el mercado. Piense bien, usted contrataría una persona que no supiera hablar su lengua? Por eso, gran parte de los nuevos inmigrantes ineludiblemente pasa por grandes ahogos financieros. Unos consiguen con el tiempo mejorar el Inglés mismo manteniendo sus acentos cargados, pero por los menos aprenden a hablarlo correctamente, lo que aumenta tremendamente las oportunidades de éxito. Otros jamás aprenden, y yerran verbos, palabras, y construcción de frases. Para esos, la integración social se hace dificílima, y las oportunidades de trabajo se quedan restrictas la locales donde el Inglés no necesita ser usado, y así pues, con remuneración baja que riba la línea de pobreza. Lavar platos, servicios de limpieza, y muchos otros en ese estilo, es prácticamente la única opción para los que no dominan el Inglés. Muchos acaban retornando al país de origen, por no soportar el doloroso periodo inicial, con lo dinero penetrando entre los dedos, y ningún horizonte por el frente. Por eso gran parte de los inmigrantes bien sucedidos, vinieron con una reserva de capital, sin depender del trabajo hoy para sostenerse. Otros por suerte, consiguieron garantizar un empleo antes de embarcar, lo que es muy indicado, pero la mayoría, aún viene en la cara y en el coraje, y sea lo que que Dios quiera. Las grandes y principales ciudades, están repletas de inmigrantes del mundo todo que abrieron o compraron establecimientos comerciales, pues para muchos, esa era la única opción, o sea, comprar el propio trabajo o ser un profesional autónomo tipo conductor de taxi. Los neo-zelandeses, generalmente conquistan los mejores cargos en grandes empresas e instituciones. Claro que inmigrantes capacitados y con un buen Inglés, también pueden llegar allá, pero pocos inmigrantes de países de otras linguas, aún los más capacitados, llegan a ocupar cargos de autoridad en orgãos del gobierno, dirección de empresas, o universidades. Se cuenta en los dedos, pero quienes sabe los hijos de ellos ocuparán.

 La discriminación y lo prejuicio no existen en la teoría y en la ley, pero existe en la práctica de forma escondida. Existe protección y filtros para trabajadores kiwis, lo que es común en cualquier parte del mundo, pero existen también algunas personas racistas que no muestran la cara en público, pero se sabe que existen por detrás de los paños. La mayoría de los Kiwis no son así y muchos son malentendidos por los inmigrantes, que no comprenden que ellos la 50 años atrás, vivían en haciendas, y aislados del resto del mundo. Siendo así, no están acostumbrados con otras culturas, y la primera cosa a lo conocerle, será a de mantenerse callado, y no estirar mucho charla, hasta entenderle mejor. La barrera cultural (así como la lengua) es el peor factor de integración. La manera de formular una frase, de saludarse, de manifestar alegría, de comer, de actuar, de divertirse, y unas tantas otras más, son bastantes diferentes dentro de culturas diferentes. Por ejemplo si un latino ganara el premio máximo de la Lotería, probablemente iría a los llantos gritar:"-  Vivaaaa!!!  Si el mismo aconteciera con un Neozelandes, la manisfestacion tal vez fuera un simple:"Good!" o aún " I am very happy". Eso hablado en voz baja y pausada. O sea, culturas son diferentes, y para entenderse una cultura, además de convivirse con ella, y aceptarla íntegramente sin comparaciones, se hace necesario dar uno buceo en la historia del país, para entender cómo y porque aquella cultura, desarrolló tal comportamiento. Una vez entendido, los Neozelandeses serán los mejores amigos que usted jamás hará en su vida, sea usted, negro, amarillo, blanco, verde, rojo o azul. 

EL contigente de imigrantes en Nueva Zelanda hoy, es del 15.8%, siendo que un 7.4% son de Asia, un 4.6% de países diversos, y un 3.8% de Islas del Pacífico. El contingente de personas de la lengua portuguesa y española es muy pequeño.

Todos los inmigrantes son inmediatamente enseñados en el arte de pescar. De lo contrario, (si no pescaran nada) no podrán ser considerados legítimos Kiwis. Si la línea prender en la piedra, serán dadas incontables oportunidades para el inabilidoso(a) recuperarse y obtener las necessarias "Skills". De hecho, agui se queda nuestra sugerencia para el Departamento de Imigración cambiar de "General Skill Migration" para "Fish Skill Migration" O sea, si la persona alcanzar 100 peces pescados, recibe 100 puntos y es acepto(a). Pues será sólo más uno pescador en Nueva Zelanda.

 

 

 

 

Los Inmigrantes en  Australia

Guia de Cursos y Escuelas en Nueva Zelanda

Google

Web Portal

 

 

 

 

Fotos y textos cortesía y copyright: Portal Oceania - Tourism New Zealand - Contribuiciones individuales - Termos de uso Poíitica de Privacidad
© - www.portaloceania.com - Todos los derechos reservados