Desde 2002

Su Guía para Viajar, Trabajar, Vivir y Estudiar en Nueva Zelanda

  Nueva Zelanda

Home  Mapa del Site   Anunciar

  English
  Português
Nueva Zelanda Ciudades Estudiar Turismo Trabajar Hospedaje Visas Diversos
Tópicos: N.Zelanda
  Artes y Cultura
  Bancos de NZ
  Comida en NZ
  Comunicaciones
  Coches en NZ
  Coste de Vida
  Desportes en NZ
  Economía de NZ
  Gobierno de NZ
  Hábitos Kiwi
  Hobbies Kiwi
  História de NZ
  Leyes de NZ
  Los Maoris
  Los Europeos
  Los Inmigrantes
  Manera Kiwi
  Patrón de Vida
  Seguros en NZ
  Transportes

 

 

Link Patrocinado

Seguridad en
Nueva Zelanda

Su seguridad en Nueva Zelanda no puede ser mejor porque volcanes erupcionan, terremotos y ciclones tienen el impresionante hábito de fastidiar los fines de semanas. Fuera eso, usted sólo puede morir de tedio, o por exceso de adrenalina haciendo deportes radicales. Los accidentes suceden en las calles y carreteras e incluso dentro de casa, pero son tan pocos, que en un año se compara a los de Río de Janeiro en un día, ni siquiera irían a figurar en las estadísticas. El país no tiene sepientes venenosas, tan poco animales venenosos, la policía no usa armas, y hasta el ladrón parece un principiante.

El  único barullo de tiroteo que presencié en muchos años, fue de un rebaño de ovejas que debían haber comido algo estropeado y olía mucho.  Jamás presencié un robo, de no ser lo que Andrew (un amigo) hacía en la heladería de mi casa. Fuera eso, nada, de aquí no sale inspiración ninguna para películas americanas. Me pasó de olvidar una mochila con cartera y pertenencias en la mesa de picnic de un parque, y volver el día siguiente para encuentrala sonriente para mí. Pero eso fue 14 años atrás. Hoy la cosa cambió un poco, sino veamos....

La mochila hoy tal vez no aguantaría más de 12 horas en la mesa del parque, y mi bicicleta dejada en un aparcamiento sin candado, es probable que fuera a dar unas vueltas por cuenta propia y nunca más volver. También si yo no cierro mi coche, puede ser que un enorme agujero negro aparezca donde antes me quedaba la radio y el CD. Varias placas en las calles ahora recuerdan las personas que por favor cierren sus coches y no dejen la llave en el arrenque (lo que me parece lógico). El hecho real es que los cambios efectuados en el seguro social, forzaron muchos gorrones que recibían el seguro desempleo o el "Dole", a menearse de la silla e ir a buscar trabajo, de lo contrario, no recibirían el dinero. Como consecuencia, cuando llega el fin de semana falta dinero para la babida o drogas, y la única solución es hacer de ladrón de gallina, sólo esperando una aportunidade fácil para robar su pertenencias. 

Los robos raramente son hechos a la mano armada, y nunca he sabido de nadie que haya sido robado así, sea de día o de noche en cualquier ciudad de Nueva Zelanda (claro que suceden, pero el número es tan pequeño que sólo de vez en cuando aparece en algún informativo). Existen robos armados de cuchillo a los establecimientos comerciales, pues hoy día son los únicos que pueden tener algún dinero en caja. Entradas en casas también son frecuentes, en general porque las dejan con las ventanas abiertas, pero en sólo algunas áreas de ciudades con más población. En general las personas sólo usan tarjeta de credito, y andan con media docena de monedas en el bolsillo. Hay pequeños hurtos en las calles de carteras o bolsas, pero son más raros que hallar huevo de Moa. O sea, basta no dejar sus pertenencias sin vigilancia para no tener que temer nada.

Solamente en casos de agresiones con armas se llamaa la policía especial.Esta compuesta de profesionales ultra entrenados, que poseen todos los tipos de armas y equipamientos para enfrentar cualquier situación. Andan en coches blindados, y sólo entran en acción cuando el riesgo a la población pasa a ser inminente. Para ser un policía en Nueva Zelanda es obligatorio tener nivel superior además de pasar por extenso entrenamiento, siendo que la policía es muy educada, atenta, prestativa, y con cero de corrupción. Ni piense en dar propina o intentar comprar a un policía, pues él o ella va a quedarse tan molesto y ofendido, que será capaz de multale y complicar la situación. La Policía de Nueva Zelanda está muy bien pagada y usted puede contar con ellos para cualquier situación.

Unos de los pocos riesgos quitando fuera accidentes que alguien pueda tener en Nueva Zelanda, sería surfear o nadar cerca de focas, donde un tiburón podría confundirle con una de ellas, pero aún así no hay casos recientes registrados. O aún, en ciertas parte de Auckland y otras grandes ciudades, y en determinadas horas de la noche, grupos de tipos borrachos pueden ser provocativos, basta con ignorlos y en caso de que insistan, llame la policía de su teléfono móvil, o de cualquier teléfono público, bastando para eso marcar 111 (la conexión es gratis). En el más, Nueva Zelanda es uno de los lugares más seguros en el mundo, basta con obedecer las leyes (que son cumplidas a rajatabla) y puede quedarse tranquilo.

Google Web Portal

 

 

 

 

 | Termos de uso Privacidad | Quienes somos Anunciar | Contactos |                                                      

© Portal Oceania.com - Todos los derechos reservados - Prohibida la reproducción de textos y fotos sin autorización.