Desde 2002

Su Guía para Viajar, Trabajar, Vivir y Estudiar en Nueva Zelanda

  Nueva Zelanda

Home  Mapa del Site   Anunciar

  English
  Português
Nueva Zelanda Ciudades Estudiar Turismo Trabajar Hospedaje Visas Diversos
Tópicos: Ciudades

Isla Norte

  Auckland
  Bay of Plenty
  Coromandel
  Eastland
  Gisborne
  Hamilton
  Napier
  Northland
  Rotorua
  Taupo
  Tongariro
  Whakatane
  Wellington

 Isla Sur

  Christchurch
  Dunedin
  Glaciers
  Kaikoura
  Nelson & Picton
  Queenstown
  Wanaka

 

 

Link Patrocinado

 Fiordland 

Click for Queenstown, New Zealand Forecast

Imagine un local de sueños, donde la belleza natural es tan exuberante, que cualquier foto o descripción no llega cerca de transmitir lo que es verlo en vivo. Estamos hablando del Fiordland National Park, un lugar tan bonito y tan lleno de cosas para hacer, y rotularlo de destino número 1 , en Nueva Zelanda aún sería poco. El correcto sería, destino obligatorio, imperdible, must see, o cualquier adjetivo que haga con que usted no deje de dar uno pulo allá, en una visita a Nueva Zelanda. Toda el área fue declarada Patrimonio de la Humanidad, por su importancia, belleza, con geografía única.

Para comenzar, los 14 Fiordes que componen el Parque, fueron cavados por el desgelo en las montañas y también por la acción de los vientos en millones de años. Eso formó un laberinto de canales y paredones de piedra que con altura de casi 2000 metros, aún instisten en entrar mar adentro, chagando en algunos puntos a 480 metros de profundidad. Para completar el cuadro, el desgelo de la nieve en el tope de las montañas, forman decenas de cascadas que descienden de alturas vertiginosas y se caen directamente en el mar. Toda esa agua dulce se mantiene en la superficie, filtrando la luz solar, y permitiendo que especies que normalmente habitan las profundidades, pasen a vivir cerca de la superficie, es el caso de la Coral Negra y del Rojo. La parte más conocida y visitada del parque se llama Milford Sounds (foto), pero hay otras bastantes interesantes como a del Doubtful Sounds. Además de los Fiords, el Parque Nacional de los Fiordes es considerado uno de los mejores en el mundo para trillas y caminatas al aire libre. Existen una infinidad de trillas y caminatas bien demarcadas y cuidadas, con todos los tipos de grado de dificultad, para todas las edades y disposición física. La más famosa se llama Milford Track con 55 km, y pasa por locales myu lindos y hay abrigos en topo de la montaña para pernoite.

Una vista muy linda es de la propia carretera que da acceso al Milford Sound. La carretera sale de Te Anau, una pequeña ciudad al borde del lago del mismo nombre, y que es el segundo mayor lago de Nueva Zelanda (sólo pierde para el Lago Taupo). Te Anau, además de ser una pequeña ciudad muy exquisita y bonita, sirve de punto de partida para excursiones a los Sounds. En las inmediaciones, tiene muchas cosas para explorar, como por ejemplo, cuevas con Glow Worms, además de paseos de kayak o barco por el lago. Inmediatamente que se deja Te Anau, para hacer los 120 km hasta Milford, el boquiaberto turista irá a notar que no se resiste a sacar fotos.

El detalle es que esa carretera es considerada una de las más bonitas en el mundo, con paisajes de enmudecer pájaros. En un determinado punto, se llega al Homer Tunnel (foto lateral en bajo), el lugar más alto del trayecto, y que llevó casi 25 años para ser construido, pues fue perforado por más de 1 km roca adentro en condiciones terribles. Ese es un tradicional punto de parada para fotos, y para apreciar las majestuosas montañas y cascadas alrededor. En la descendida ya en el lado de Milford, la belleza del paisaje no disminuye, y uno de los puntos más interesantes se llama Chasm. El Chasm es un pequeño parque cuya caminata de ida y vuelta dura unos 20 minutos, y cruza el Río Cleddau. El detalle es que la fuerza del agua torneou las piedras diseñando formas muy interesantes,  y encima cavó furos en las piedras, donde cascadas enteras desaparecen en el subsuelo, para reaparecer más adelante. Realmente muy interesante y bonito. Inmediatamente enseguida se llega la Milford.

Para explorar el Fiords el turista tiene 3 opciones. La primera es en total confort, en barcos grandes con ventanales panorámicos con restaurante a bordo para comidas, meriendas, o biritas. Esos barcos parten de lo cales de Milford, y recorren todo el Fiord hasta llegar en mar abierto. Durante el trayecto, se avistan muchas cascadas, y en algunas de ellas, el barco pasa en bajo para una buena ducha de agua dulce (y helada). Solitario usted no se sentirá, porque durante el trayecto, decenas de Delfines siguen el barco y focas descansan sobre las piedras sin dar el menor balón pro congelado turista. 

La otra y más aventurosa opción, es explorar los fiords con compañías locales que operan paseos en kayaks (foto). Existen muchas opciones de paseos que pueden ser hechos en Fiords diferentes, y duran desde algunas horas, hasta varios días. Algunas inclusive promueven paseos mixtos, o sea, una parte por tierra entre las montañas, y otra por agua. La tercera opción, es ver los Fiords de Helicóptero o Avión, cosa que el abonado turista jamás va a olvidar.La única cosa imprescindible para una visita al Fiordland National Park, es consultar la metereorologia antes y llamar a allá y saber cómo esta el tiempo antes de salir. Toda el área tiene un micro clima en que llueve o neva en 200 de los 365 días del año, y la diferencia entre visitar con sol o lluvia es como a del día para la noche. Los días claros, además de los picos nevados y de los colores intensos, el impresionado turista tendrá la oportunidad de apreciar literalmente miles de cascadas alrededor. Tenga certeza que su cámara digital tiene espacio suficiente para muchas fotos, y por el amor de Dios no olvide de cargar a batiría. Otra cosa, es que se fuera de coche, tiene que llenar el tanque en Te Anau, pues no existen gasolineras o tiendas de conveniencia dentro de Parques Nacionales. En los meses más fríos, vale una consulta para saber si la carretera se encuentra abierta, y cuáles las condiciones. Acuerde que en un ambiente Alpino todo cambia en un parpadear de ojos, pero eso es lo que menos usted va a hacer tal la belleza del lugar. Operadoras de turismo hacen paseos en autobuses para Te Anau y Milford Sounds, a partir de Queenstown o Dunedin. Autobús interestaduais hacen el recorrido hasta Te Anau.

Distancias de Milford Sounds hasta:

Te Anau 120 km 2 horas 15 min sin parar
Queenstown 310 km 5 horas y 10 min
Dunedin 412 km 6 Horas y 30 min
Google Web Portal

 

 

 

 

 | Termos de uso Privacidad | Quienes somos Anunciar | Contactos |                                                      

© Portal Oceania.com - Todos los derechos reservados - Prohibida la reproducción de textos y fotos sin autorización.